Alquiler de coches en España

España está llena de maravillas. Aquí podrás bañarte en las aguas de color turquesa y tomar el sol en la cálida arena de la playa, dejarte perder en las calles de las ciudades antiguas descubriendo su historia, darte un paseo en coche por las serpenteantes carreteras de montaña y darte relajantes paseos por lugares de naturaleza virgen. Si te gusta viajar a tu manera, España es el país ideal para alquilar un coche y emprender el viaje de tus sueños.

Teniendo un coche alquilado no tendrás que ir de prisa para llegar a tiempo a la ruta del transporte público, pasar en los lugares de interés solo un tiempo determinado, o esperar al resto de los turistas que vienen en el mismo autobús de excursión. Si alquilas un coche, disfrutarás de tu viaje por España a tu ritmo.

Puedes elegir y reservar un coche de alquiler en nuestra web.

Si vuelas a España en avión, podrás solicitar que el coche alquilado te lo acerquen directamente al aeropuerto.

El agente de alquiler te recibirá a tu llegada, completará el contrato y te entregará las llaves.

Cinco razones para alquilar el coche en nuestra web:

  
  1. Tendrás en una sola web las mejores ofertas de las mejores empresas de alquiler locales. Podrás comparar fácilmente y rápido las opciones más convenientes y elegir la más apropiada para ti. 
  2. El precio total y final se ve antes de llegar a pagar. No hay pagos ni comisiones ocultas.
  3. El anticipo es de solo 15-20%. El importe principal se pagará a la recogida del coche.
  4. El seguro obligatorio ya viene incluido en el precio.
  5. Un servicio de atención atento y amigable estará contigo en cualquier situación.

Para cuánto tiempo alquilar el coche

La duración del alquiler dependerá directamente de tus planes acerca de tus vacaciones ideales en España.

Si planeas unas vacaciones de relax siguiendo el esquema “hotel-playa-hotel” y alguna que otra escapada a los lugares de interés cercanos, con 2-3 días de alquiler de coche será suficiente.

Si llevas soñando con un “road trip” desde hace tiempo, visitar los lugares más inverosímiles y disfrutar de España, alquila el coche para todo el período de tu estancia. Habrá lugares para visitar para este y muchos viajes más.

Qué necesitarás para alquilar un coche

Para alquilar un coche necesitarás:

  • Carné de conducir;
  • Pasaporte;
  • Tarjeta bancaria.

La edad mínima del conductor es de 22 años. La antigüedad mínima al volante es de 2 años.

Qué coche elegir

Para viajar por la ciudad y por los puntos de interés cercanos puedes alquilar un coche pequeño y económico.

Si tienes previsto ir a la montaña, elige un coche más potente con un volumen de motor superior a 1,6 litros. La opción ideal sería un todoterreno.

Antes de partir rumbo a las montañas, reposta el coche. En las subidas el gasto del combustible se incrementa en 1,5-2 veces y no en todos los pueblos de montaña hay gasolineras.

Para disfrutar de los viajes por la costa, será una gran idea alquilar un descapotable.

El monovolumen va perfecto para los grupos de amigos y familias grandes. Eso sí, recuerda acordar el plan de viaje que satisfaga a todos.

Peculiaridades de las normas de circulación en España

Por norma general, los españoles son conductores tranquilos y disciplinados. Ceden el paso a los peatones, señalizan los giros a tiempo, respetan los límites de velocidad.

Los límites de velocidad en España:

  • En los núcleos urbanos – 50 km/h;
  • Fuera de la ciudad – 90 km/h
  • En autovías/autopistas – 120 km/h

Respeta los límites de velocidad establecidos. Hay suficientes cámaras y radares en las vías para poder detectar cualquier infracción.

Es obligatorio llevar el cinturón abrochado tanto para el conductor como para todos los pasajeros. 

Está prohibido utilizar el móvil mientras conduces, salvo que lo hagas utilizando un sistema de manos libres autorizado.

La tasa de alcohol máxima permitida es de 0,5 mg/l.

Carreteras de peaje

En España hay carreteras de peaje, pero tiene sentido utilizarlas únicamente si tienes prisa. Las vías alternativas y gratuitas normalmente pasan por lugares más pintorescos, suelen tener miradores, en ellas puedes encontrar pequeñas cafeterías para parar y tomarte algo. En resumen, es más interesante ir por las vías gratuitas.

No obstante, si vas a tener que usar la vía de peaje, has de saber que:

  • No podrás acceder a ella por error. Antes de entrar siempre tendrás que pasar por el punto de pago.
  • Se puede pagar en efectivo o con tarjeta. Los viajeros experimentados desaconsejan el pago con tarjeta en los peajes, porque a veces los errores del sistema te pueden cobrar dinero de más. Luego, por supuesto que todo se reclama y te lo devuelven, pero habrás gastado tu tiempo para arreglar el asunto. Es más fácil pagarlo en efectivo. Pulsas el botón de conexión en el tablero en la entrada del carril, se te acercará un operador y le abonas el peaje.

Es difícil estimar el precio medio, porque depende de varios factores, como el tipo de la vía, su grado de saturación, si hay túneles. Muy aproximadamente, puedes calcular 10-15 € por 100 kilómetros.

Aparcamientos

En grandes ciudades los aparcamientos suelen ser de pago. Se pueden identificar por la línea azul en el asfalto y por la correspondiente señal. Se paga al principio, en el parquímetro con las monedas. Los parquímetros no devuelven el cambio.

El precio medio del aparcamiento es de 2-3 €/hora. En muchos aparcamientos de la zona azul podrás dejar el coche gratis en la franja horaria de 20:00 a 08:00 horas.

Se suelen señalizar con líneas verdes o naranjas las zonas de aparcamiento para residentes locales.

Las zonas de aparcamiento gratuitas están señalizadas con líneas blancas.

0 Comentarios